Valquejigoso y sus nuevas añadas

Publicado el 18/10/2018 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

Bodega-Valquejigoso

Un trío de ases. Vinos profundos en su aroma, transmisores del terroir y perdurables en el tiempo.

La bodega madrileña Valquejigoso vuelve a sorprendernos con esta nueva y espectacular triada. Vinos avalados por su filosofía de respeto al paisaje, al sabor de cada parcela y a un cuidado enológico de artesanía, demostrando lo que Madrid es capaz de aportar en el universo vitícola.

Reto que se consigue trabajando día a día la idiosincrasia de las diversas parcelas de su viñedo de 50 hectáreas­ –ubicado en una finca espectacular de casi 1.000 hectáreas repleta de quejigos, árbol de la familia del quercus, de ahí su nombre– con el objetivo de sacar a la luz su máxima expresión, y demostrando que su historia no sólo está ligada a unos espléndidos vinos tintos, sino que la va a seguir escribiendo con un blanco, el Mirlo Blanco 2014.

Un vino blanco personalísimo, original y sorprendente, elaborado con albillo real (45%), sauvignon blanc (35%) y viognier (20%), que pasó 12 meses de crianza en barrica nueva y ocho meses más en depósito de hormigón. Tras dos años en botella nos encontramos con un blanco limpio, brillante, de enorme frescura y acidez perfecta. Un vino de largo recorrido.

Dehesa Valquejigoso 2012

Elaborado esencialmente con tempranillo y cabernet sauvignon, además de syrah, petit verdot, merlot, graciano y negral, y criado en barrica francesa durante 26 meses, estamos ante el “joven” de la familia. Con aromas a frutas rojas y negras, es un vino poderoso en boca, balsámico y muy elegante. Para beber en cualquier momento desde que se abre ahora e incluso para sorprender dentro de unos años.

Valquejigoso V2 2009

Un tinto muy expresivo, impecable, de gran complejidad. Resultado del ensamblaje de vinos procedentes de 23 microparcelas con suelos de arenas graníticas, cuya capa de arcilla está muy próxima a la superficie. Elaborado con cabernet sauvignon (55%), cabernet franc, petit verdot y negral, las parcelas de esta añada se han criado por separado durante 26 meses en barrica nueva de roble francés y, tras definidas las proporciones de la mezcla, se llevó a cabo el embotellado en mayo de 2012.

Un vino que se caracteriza por una nariz muy intensa y compleja, con notas de moras, pimienta, ahumados y roble tostado. En boca es puro y profundo, con recuerdos a cerezas, ciruelas y grosella negra, con ciertos toques especiados, muy buena acidez y final elegante y largo. Ideal para mimar y guardar unos años. Conviene no perder de vista que el Valquejigoso V2 2008 fue elegido como uno de los 100 mejores vinos del mundo, según la revista americana The Wine Enthusiast, el año pasado.

Añade tu comentario