Taberna Gaztelupe, pura tradición vasca

Publicado el 4/07/2017 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

RAPE NEGRO DE BURELA

Su carta es una auténtica pasarela de tentaciones para el paladar, con el rape negro de Burela como gran estrella.

Platos de toda la vida, muy actuales en presentación pero sin perder un ápice de tradición en boca. Ahí radica el auténtico secreto de la Taberna Gaztelupe, en pleno centro financiero madrileño, con el chef y gerente Luis Martín oficiando día a día en sus fogones para ofrecer una riquísima experiencia gastronómica, con marcado acento vasco, donde el fiel protagonista es siempre un excepcional producto, especialmente del mar.

Como su deliciosa sardina ahumada sobre ajoblanco, vinagreta de tomate y brotes tiernos; los delicados chipirones encebollados al estilo de Bilbao; el refrescante tartar de aguacate y cangrejo con vinagreta de centollo; el excepcional salmorejo con tartar de tomate y pulpo frito o el carpaccio de gambas con bilbaína de boletus.

En su atractiva lista de pescados, la gran estrella continúa siendo el rape negro de Burela con ajitos frescos asado en parrilla de carbón como manda la tradición, es decir, marcando primero para sellar y conservar su jugo y después lentamente para dejarlo en su punto y muy caliente; al igual que su lubina de esteros, el tronco de merluza o su espectacular ventresca de bonito del Norte asada a la parrilla con bilbaína. Y hablando de bonito del Norte, ahora que estamos en plena temporada, Luis se explaya a sus anchas, ofreciéndolo encebollado, a la riojana, con tomate casero, albardado con salsa romescu, hasta llegar a otra gran estrella de la casa: su marmitako.

Para “rematar esta gran faena” qué mejor que una panchineta de hojaldre rellena de crema pastelera, leche frita casera con salsa de naranja o su tentadora mousse de chocolate blanco sobre bizcocho cremoso de cacao y juliana de mango.

Precio medio: 40/50€

Añade tu comentario