Ribera del Duero, para comer y soñar

Publicado el 18/09/2014 por Ángeles Cosano - Comentario (1)

cebolletas y tallos encurtidos_ La Botica

Ternascos y vinos inconfundibles, cocina de vanguardia, hoteles recónditos para disfrutar de un gratificante fin de semana.

Eterno referente de algunos de los mejores vinos del mundo, sobre la Ribera del Duero proponemos esta estupenda ruta para realizar en cualquier época del año. Dónde comer, qué bodegas visitar para conocer en persona sus magníficos vinos y dónde dormir acunados por la historia… siempre bajo el constante arrullo del Duero.

DÓNDE COMER

La Botica

En el pueblecito de Matapozuelos, el cocinero Miguel Ángel de la Cruz, “alma” de La Botica, reconocido recientemente con una estrella Michelin, utiliza el campo como despensa y la cocina como artesanía, manteniendo una oferta gastronómica sólida, de sabores míticos y extraordinaria presentación. Borda el escabeche de codorniz y encurtido en piña verde, aunque su plato estrella es el pulpo a la brasa con pesto de piñones, fruto que utiliza profusamente en un alarde de técnica e imaginación. Curiosamente, Miguel Ángel guarniciona sus platos con las muy diversas sensaciones, texturas y sabores que ofrece tan humilde ingrediente.

Restaurante Mannix

Ubicado en la localidad de Campaspero, su patrón y oficiante Marco Antonio García maneja el asado de los magníficos cuartos de lechazo que consigue para su local como nadie. Procedentes de corderos de raza churra autóctonos de entre 5 y 6 kilos de peso, con sus cazuelas de barro, fondo de agua para producir la humedad necesaria, sal y horno con madera de encina logra una exquisita carne interior, tierna y cremosa. Y un exterior churruscado, sabroso y crujiente. Para abrir boca también hay entrantes buenísimos, aunque en Mannix el protagonismo lo acaparan los lechazos.

Restaurante El Molino de Palacios

En Peñafiel, auténtico corazón de la Ribera, a orillas del río Duero, se encuentra este secular molino harinero que muestra una cocina contundente, sin sorpresas, muy apegada al terruño, de buen horno de asar y materia prima de calidad. Pimientos asados, níscalos a la molinera, escabechados de pavo y perdiz, arroz con conejo o liebre… Eso sí la estrella, una vez más, es el lechazo, en su punto y meloso por dentro y crujiente por fuera. A la hora de los postres, una deliciosa torrija casera u hojaldre de crema con un chocolate denso.

Dámaso

Ubicado en un barrio vallisoletano (Puente Duero), su propietario Dámaso Vergara se desenvuelve en los fogones con la soltura que aporta el buen conocimiento de la materia prima, hasta lograr una perfecta simbiosis con la cocina de vanguardia a través de productos tradicionales y de temporada. Como botón de muestra, ahí están su cigala con crema de maíz o el guiso de rabo deshuesado. En la docena escasa de mesas que tiene, durante octubre y noviembre, ofrece un menú degustación de seis platos basados en las setas; y en diciembre, la trufa y el cardo se convierten en estrellas del menú.

PARA BEBER

Para beber vinos de Ribera de Duero, nada mejor que acercarse a dos bodegas muy diferentes entre sí, pero ambas con mucha solera: Finca Villacreces y Protos.

En Finca Villacreces se busca una viticultura enfocada a la calidad de las variedades tinto fino, cabernet sauvignon y merlot, cultivadas según las pautas de la viticultura integrada mediante la que se preserva la condición natural de la vid para lograr vinos con la personalidad y tipicidad únicas de Villacreces. Las diferentes estancias que atesoran las barricas de roble francés serán testigos del lento envejecimiento de los vinos Villacreces, Nebro y Pruno, el mejor vino por menos de 20 dólares según el gurú Robert Parker.

Reservas para visitas: villacreces@villacreces.com

Las Bodegas Protos son un trocito de la historia vitivinícola de la Ribera gestado en el seno de roca de un otero con forma de meseta estrecha y alargada que con su castillo almenado semeja un barco varado en la estepa castellana. Es Peñafiel como un conjuro que horadó el monte para proteger el oscuro fruto de esta tierra, y a lo largo de dos kilómetros de galerías subterráneas velar el pausado sueño de la bodega de crianza. A su vera, la nueva bodega diseñada por Richard Rogers, el arquitecto de la sostenibilidad. Tanto la una como la otra ofrecen la posibilidad de visitas guiadas, a cuyo término se ofrece la degustación de dos vinos de Bodegas Protos.

Reservas para visitas: enoturismo@bodegasprotos.com

PARA DORMIR dos sugerencias:

La Posada Real Fuente de la Aceña

En Quintanilla de Onésimo, corazón de la llamada “Milla de Oro”, se encuentra este pequeño refugio bastante recóndito, elegante y tranquilo, que dispone de 22 habitaciones provistas de todo lo necesario para garantizar una estancia agradable y reparadora. Están ubicadas en un edificio anexo al antiguo molino en el que reina la luz natural durante el día y la voz rumorosa del río constantemente.

Amén de los sabores y aromas de la cocina del chef Pedro de Rodrigo, ofrece campos de golf, paseos a caballo o rutas en piragua por el Duero, y visitas al monasterio de Santa María de Valbuena o al castillo de Peñafiel, que acoge entre sus muros el Museo del Vino, uno de los mejores de España.

 

 

La Vida Vino-Spa Hotel

Este encantador hotel se rige por los preceptos del Feng-Shui, la tradición oriental que se basa en la convicción de que somos producto y reflejo de cuanto nos rodea. En Aldeayuso, un pueblín de cuatro casas, una pareja de arquitectos jubilados organizó este establecimiento con una fachada tan sencilla y escueta como su entorno. Al entrar sorprende una sensación de bienestar y calidez, símbolo de la tranquilidad que brindan las 17 amplias habitaciones dobles, con cuarto de baño y vistas al exterior.

1 Comentario

  • LaVida Vino Spa Hotel - Publicado el 22/09/2014 13:59

    Buenos días amigos, agradeceros la mención que hacéis de LaVida Vino Spa Hotel 4* situado a 3 kms de Peñafiel (Valladolid). Aquí los huéspedes se relajan y descansan de maravilla, ya que está construido bajo la filosofía Feng Shui. También prueban la vinoterapia basada en los beneficios terapéuticos y relajantes del vino. Recomendamos visitar nuestra sección de ofertas donde incluimos otras experiencias de enoturismo como visitas a bodegas de la zona, visita al museo del vino de Peñafiel, etc. ¡Os encantará! Gracias por vuestro post, recoge muy bien la oferta enoturística de la Ribera del Duero. Un abrazo!! ;-)

Añade tu comentario