Quinqué, sencilla brillantez

Publicado el 9/01/2020 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

MEJILLONES EN ESCABECHE CASERO

Sabores genuinos a través de una cocina casera de toda la vida con muy buena técnica y mimo a raudales.

Sólo por disfrutar de sus excepcionales mejillones gallegos en escabeche casero o de sus deliciosas verdinas asturianas con berberechos, ya merece una visita el restaurante Quinqué, en el madrileño barrio de Chamartín, muy próximo a Plaza Castilla.

Proyecto personal puesto en pie hace un año por los jóvenes cocineros Carlos Griffo y Miguel García para hacer valer una cocina casera de toda la vida con productos de máxima calidad y a precios muy ajustados, respaldados por una vasta trayectoria profesional muy en paralelo en fogones del calibre de Casa Marcial, La Bien Aparecida, StreetXO o Bibo Madrid, donde precisamente pergeñaron la idea de abrir su propio local.

Propuesta ilusionante y desenfada, donde el sabor genuino es realmente lo que importa. Como el de su riquísima ensalada de tomate Raf y tomate ‘Galáctico’ con trocitos de bacalao; la sobrasada de vaca rubia gallega en lugar de cerdo, con un ligero punto picante y menos grasienta; sus soberbias croquetas de jamón que casi se derriten en tus manos, el riquísimo pisto o las hiper crujientes gambas cristal con huevo frito de corral.

Los paladares más carnívoros lo van a tener muy difícil a la hora de elegir entre su sabroso chuletón de vaca acompañado de piquillos confitados, lechuga y patatas; el jugoso guiso de rabo de toro elaborado a la manera tradicional, el delicado coquelet guisado con cebollitas francesas y patatas o su impecable codorniz.

En el capítulo marino, ya se han convertido en indispensables su magnífica pata de pulpo a la brasa con patata revolcona, su gloriosa merluza de pincho en salsa verde o el rodaballo salvaje a la brasa.

Para culminar tanto disfrute, un trío de ases a cual más tentador: una sublime tarta de queso, aupada por derecho propio en el podio de las mejores de Madrid; un delicadísimo arroz con leche con azúcar quemado o el tatín de manzana que te harán babear de emoción.

Toda la carta ofrece la opción de elegir medias raciones.

Precio medio: 35€

Añade tu comentario