Panod, el pan de toda la vida

Publicado el 25/03/2017 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

Panod

Rico en aroma, textura, miga esponjosa y corteza crujiente. Así es el pan del madrileño obrador de Panod.

Panod es el nuevo punto de encuentro para todos los amantes del buen pan y de la buena bollería. Una panadería artesana, recién abierta en el madrileño barrio de Las Salesas,  con el objetivo de convertirse en auténtico referente del mundo del pan, mediante un proceso íntegro de elaboración natural caracterizado por un amasado lento y cuidadoso, sabia utilización de masa madre de cultivo natural, largas fermentaciones y cocciones en horno de solera refractaria.

Barra de la casa, baguette, pan gallego, de centeno, con semillas, de trigo y maíz, de aceitunas Kalamata, de espelta, de molde… elaborados en su propio obrador y a la vista de la clientela con masas madre de cultivo propio, fermentaciones largas y realizadas en frío a fin de que el almidón se transforme en azúcares más simples y el índice glucémico resulte más bajo y por tanto menos calórico; con amasado específico para cada tipo de cereal y cuidando no amasar en exceso para no desnaturalizar las harinas y restarles el beta-caroteno.

Además de una gama amplia de panes  con harinas de producción ecológica (centeno 100%, espelta, payés…) y sin levadura, también podrás deleitarte con una exquisita bollería que sigue la misma filosofía que la panadería: está realizada íntegramente por un maestro pastelero en otro obrador ubicado en la planta inferior del local. Sus deliciosos croissants, palmeras, suizos, bizcochos de diversos sabores, tartaletas de fruta fresca… se trabajan diariamente, de manera artesana, con fermentaciones lentas y materias primas de primera calidad (mantequilla 100%, sin colorantes ni conservantes, huevos frescos…).

La cumbre de tanto deleite lo encontrarás en su zona de degustación que dispone de una carta muy variada en torno al pan y un equipo de profesionales para informarte sabiamente de todo lo que quieras saber sobre este aromático y crujiente universo.

Añade tu comentario