Nordikos, el polo que viene del norte

Publicado el 8/08/2017 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

pops diferentes Nordikos

Nueva heladería, Nordikos, venida del frío y cargada con sabores de los frutos de tierras escandinavas.

Con un guiño a nuestra infancia, se ha instalado en la madrileña calle del Pez, en el barrio de Malasaña, Nordikos. Un local especializado en la elaboración de polos artesanales a base de frutos del bosque silvestres del norte de Europa. Sus dueños, los escandinavos Vanessa y Jacob, traen sabores sugerentes y muy poco habituales entre nosotros como los del espino amarillo (introducido en la alta gastronomía por el chef danés René Redzepi); de la mora ártica (típico de los prados y lagos de Finlandia, Suecia y Noruega que tan sólo florece durante tres semanas en julio); del ruibarbo de hojas comestibles y perennes; de las grosellas, roja o negra, o de los arándanos…

Todos tienen en común que son bajos en grasas y un elevado contenido de nutrientes y cuentan con grandes propiedades vitamínicas, nutricionales y antioxidantes –muchos son aptos para veganos–, además de ser frutos ecológicos o de pequeños productores que se recolectan de forma natural y respetuosa con el medio ambiente. Delicias que no sólo se integran en las últimas tendencias que pululan sobre alimentación sino que también gustan a los nuevos paladares.

En Nordikos se elaboran a diario nueve variedades con sabores que nacen de una recta muy sencilla: fruta más frutos del bosque junto con una estudiada selección de ingredientes naturales. Así aparecen pops como Fresa y grosella con cobertura de chocolate negro y virutas de almendra; Ruibarbo; Arándano y vainilla natural; Espino amarillo con cobertura de chocolate blanco o negro; Manzana con mora; Ciruela; Mora ártica o Ruibarbo y vainilla con cobertura de chocolate blanco, o el clásico Vainilla y chocolate espolvoreado con virutas de almendra dedicado a los más golosos. Según el pop se añade leche, cobertura de chocolate o frutos secos, un distintivo toque de diseño nórdico y ¡A disfrutar con un auténtico polo del Norte!

Añade tu comentario