Mares Vinos y sus vinos muy particulares

Publicado el 17/02/2016 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

MARES VINOS

Vinos originales, muchos de ellos grandes desconocidos para el paladar madrileño y elaborados por bodegas familiares singulares, siempre defensoras de un meticuloso trabajo en el viñedo, es la audaz propuesta de este entrañable establecimiento, enclavado en el madrileño barrio de Salamanca.

Vinos de mucha personalidad y tan atractivos como el espumoso Fructus (100% godello, DO Bierzo), los blancos María Andrea (con ensamblaje de treixadura, albariño y loureira, DO Ribeiro), y Aucalá (elaborado con 85% garnacha blanca y 15% macabeo, DO Terra Alta); el tinto Deliro (100% syrah, Vino de la Tierra Altiplana de Sierra Nevada) o el rosado Ariyanas (100% romé DO Sierras de Málaga) son una buena muestra de las grandes sorpresas que te esperan en la enoteca madrileña Mares Vinos.

Proyecto emprendido por Mares del Barrio, sumiller, enóloga e historiadora del Arte, quien a la edad de 24 años quiso iniciar su gran aventura de comercialización de vinos nada menos que con el clan Eguren, una de las familias con mayor tradición en la elaboración vinícola de La Rioja Alavesa, y sus extraordinarios vinos Sierra Cantabria.

A estas alturas, Mares se siente muy orgullosa de haber traído a la “plaza madrileña”, vinos tan especiales como el blanco de Ribeiro Eduardo Peña, los blancos y tintos de Bodegas Carrascas (Albacete), y los vinos canarios de Tenerife y El Hierro, como el blanco Viñátigo, elaborado con la variedad autóctona de Tenerife, la marmajuelo, “la primera en vendimiarse en todo el hemisferio norte” o el Viñátigo Tintilla; junto al Tanajara Baboso Negro o el Vijariego Negro procedentes de la isla de El Hierro.

Mares también organiza catas y cursos de cata semanales (miércoles y jueves, respectivamente) para ahondar en la historia y singularidad de los vinos de una determinada bodega; además de sus aperitivos de fin de semana, un más que cordial encuentro entre enólogos y gente como tú que disfrutas de una buena copa de vino.

Añade tu comentario