Küdaw, vinos chilenos por descubrir

Publicado el 9/06/2017 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

kudaw_vintae

Su nombre, Küdaw, significa en lengua mapuche “el trabajo de la tierra”. Vinos vibrantes, sutiles y muy elegantes.

Después de un arduo trabajo, recorrer miles de kilómetros, explorar muchísimos viñedos recónditos y centenarios, tomar una decisión dificil y tras una laboriosa elaboración, la compañía de origen riojano Vintae acaba de presentar Küdaw, una colección de vinos a partir de variedades muy singulares que simbolizan la esencia de la tradición vinícola de un Chile de terruño.

Los vinos Küdaw Nativo representan un viaje a los viñedos centenarios y olvidados del sur de Chile, rescatando las variedades autóctonas más antiguas y los métodos de elaboración tradicionales.

Küdaw Nativo País 2015

La variedad país, que llegó hasta Chile con los frailes españoles hace más de cinco siglos, encuentra su mejor expresión en la zona de Sauzal, muy pareja a nuestra listán prieto o negro de las Islas Canarias. En este vino, la uva procede de viñedos plantados hace más de 150 años, ubicados en laderas con pendientes de entre un 10% y un 20% de inclinación, poco fértiles y bien drenados.

Un vino elaborado de forma natural, con la mínima intervención posible. Con una crianza de 10 meses en barricas de roble francés, en nariz se muestra muy complejo, con aromas a frutas rojas (cerezas y ciruelas) y ciertas notas terrosas y herbáceas. Delicadísimo en boca.

Küdaw Nativo Cinsault 2015

De origen francés, la uva cinsault, se ha adaptado perfectamente a las empinadas laderas del precioso Valle de Itata, la “Galicia” de Chile. Una zona de orografía ondulante, con colinas que alternan grandes bosques de pinos y eucaliptos con viñedos en pendientes tales que su cuidado supone casi un acto de heroicidad.

Este vino procede de viñedos con más de 40 años, en vaso y ecológicos, en los que se trabaja a caballo, puesto que resulta imposible entrar con cualquier tipo de maquinaria. Un vino sin crianza en barrica, muy fresco y ligero en paladar, con notas florales a violeta, mora y frutas negras. Muy buena acidez en boca.

Küdaw Nativo Carignan 2015

La carignan, aunque llegó algo más tarde que la país, se ha convertido en seña de identidad en la zona de Cauquenes, en el valle central de Chile, la más cálida e interior de los territorios en los que Vintae ha explorado el país andino.

Con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés, su uva procede de viñedos de más de 70 años, en vaso, ecológicos y cultivados a caballo. Profundo e intenso, en nariz muestra aromas de licor de cereza y frutas negras, con ligeras notas de damascos, peras y un toque de jazmín. En boca manifiesta mucha elegancia y jugosidad. Un vino redondo con retrogusto complejo.

Completan la colección los vinos Küdaw Pacífico que tienen su razón de ser a partir de los viñedos más próximos a la costa, con gran influencia del océano.

Küdaw Pacífico Carmenere 2015

La variedad francesa carmenere, desaparecida en su país de origen e identificada en Chile a finales del siglo XX, se ha convertido en una de las señas de identidad del país andino y ha encontrado su mejor cobijo en el Valle de Colchagua, con tradición vinícola desde la llegada de los frailes españoles entre los siglos XV y XVI, y más concretamente en la zona de Marchigüe, a solo 30 km del océano.

Precisamente los vientos procedentes del océano son el fundamento del frescor y acidez natural de este vino que desprende un aroma de frutas rojas maduras con toques especiados y notas de tabaco. En boca se muestra voluptuoso y redondo, con una equilibrada acidez y una agradable sensación de suaves taninos dulces.

Küdaw Pacífico Sauvignon Blanc 2016

El Valle de Casablanca, un valle de “clima frío” a tan solo 70 km de Santiago, capital de Chile, se ha convertido en la gran estrella de los blancos chilenos.

Partiendo de un viñedo plantado en 1993, y tras una vendimia nocturna entre marzo y abril de 2016, nos encontramos con un exquisito blanco de color amarillo pálido con ligeros reflejos verdosos, con una nariz plena de notas frescas, con toques de hoja de tomate, pomelo y sal marina. Una explosión en boca refrescante y mineral, con final largo y muy jugoso.

Añade tu comentario