II Jornada Gastronómica de la Croqueta en triBall

Publicado el 11/10/2016 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

Croqueta calamares en su tinta_TECNOFOTOS

Del 13 al 15 de octubre, tendrá lugar la II Jornada Gastronómica de la Croqueta en triBall, una ruta indispensable para saborear tan delicioso manjar a través de la multitud de propuestas ofrecidas por más de 20 locales.

Después del éxito de la primera edición, la Asociación de comerciantes de triBall –zona de Madrid que abarca el conocido como triángulo de Ballesta, limitado por las calles Gran Vía, Fuencarral y Corredera Baja de San Pablo– organiza la II Jornada Gastronómica de la Croqueta, del 13 al 15 de octubre, para que disfrutes en toda su plenitud de esta exquisita delicia, acompañada de una cerveza, vino o vermú, a un precio entre 2 y 4€.

Los paladares más arraigados en la tradición disponen de un amplio abanico de tentaciones. Desde las croquetas caseras de jamón serrano, en Bar Sidi (Colón, 15), de jamón de bellota “Herrera Imperial”, en Casa Perico (Ballesta, 18), o de bacalao, en Malpica (Corredera Baja de San Pablo, 4), hasta las de pollo en Café Antorcha (Pez, 4) y en Bufalino (Puebla, 9), que también ofrece la posibilidad de elegirlas de rabo de toro, al igual que La Inopia (Corredera Baja de San Pablo, 49).

Para recordar que estamos en otoño, los amantes de las setas no deben perderse las croquetas de boletus de La Realidad (Corredera Baja de San Pablo, 51) o la de níscalos y boletus, en El Circo de las Tapas (Corredera Baja de San Pablo, 21). En plan marinero prueba las croquetas de mejillones de Villa Verín (Mesonero Romanos, 15) o la de gambas, en La Jauria (Colón, 10).

En la vertiente más sibarita, Desengaño 13 (Desengaño, 13) apuesta por las croquetas de calamares en su tinta con mayonesa de cilantro; y Cutxi (Valverde, 9) por la de cecina con queso San Simón. Y en plan heavy total, Agrado Cabaret (Loreto y Chicote, 3) presenta su croquetón de mondongo de León, y Taberna Agrado (Ballesta, 2) propone una de carrillada de cerdo ibérico. Incluso los golosos podrán tentar sus papilas degustativas con la croqueta dulce de Kikekeller (Corredera Baja de San Pablo, 17).

Añade tu comentario