Fonty, tu dulce hogar en Madrid

Publicado el 12/05/2014 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

TARTALETA DE LIMÓN_Fonty

Sentirte como en casa. Es el objetivo de Fonty con sus dulces y saladas propuestas en un ambiente muy familiar.

Cruasanes o caracolas con frutas, financiers y canalets de Burdeos, semifríos a base de mousse y, por si no fuera suficiente, un amplio surtido de sugerencias saladas, creadas para esos momentos en el que necesitamos un “toque sápido” es la razón de ser de Fonty. Una “pastelería” con alma francesa, gracias al inconmensurable tesón de Marie Valdez, arropada por la mente cartesiana de su marido Luis.

Marie ValdezInspirándose en los acogedores cafés de la costa este de los EEUU y en esos cafés entrañables parisinos en los que la gente consume esa infusión, lee el periódico, entabla una conversación y pide algo saludable para desayunar, comer o merendar, esta pareja de emprendedores crearon Fonty en la madrileña calle de Castelló, muy cerca del Parque de El Retiro.

Un nombre, Fonty, que recuerda a Fontainebleau y al crisol de culturas que conlleva la comunidad de estudiantes expatriados de la escuela de negocios INSEAD. No en vano Marie, nacida en la República Checa, después de terminar sus estudios de Administración de Empresas y dada su pasión por la pastelería, con 27 años decidió emprender otros derroteros más golosos estudiando en L’Ecole Ferrandi y L’Ecole Lenotre hasta llegar a consolidar su experiencia profesional bajo la dirección de Fréderic Cassel, actual presidente de Relais Desserts, en Fontainebleau. “Como me gustan los números y el dulce, la exactitud y el Excel van al unísono”, confiesa Marie.

Otro mundo es la bollería –con sus extraordinarios croissants y napolitanas como estrellas absolutas–, donde nada hay exacto. “Todo es experiencia y manos”. Y los semifríos como esa mousse de grosella negra con interior de yogur griego y virutas de lima sobre bizcocho de chocolate blanco con pistachos o la mousse de chocolate negro Caribe y frambuesa con cremoso interior de chocolate negro sobre un crujiente de trozos de habas de cacao y sablé de cacao y sal.

BRUNCH_ FONTYLa oferta se completa con el brunch “casero” que sirven desde las 11 de la mañana con huevos Benedict con bacon o salmón, crêpes de salmón o de pollo, piezas de bollería, café o té y zumo de naranja natural, además de sus menús diarios para degustar el buen hacer de sus conocimientos y de manera sana y contundente, con un plato principal y un primero a elegir, bajo la dirección del chef Stan Javorsky.

Dentro de un universo en el que se ha respetado la fachada y la distribución original del inmueble, con un obrador de 60 metros cuadrados a la vista de los clientes “quienes comprueban que estamos trabajando para ellos”. A medio plazo, sus planes tienen un claro objetivo: introducir una carta estacional para sumar a sus propuestas más tradicionales e incorporar nuevos ingredientes de Asia y América Latina en sus atractivas sugerencias.

Añade tu comentario