El Thyssen y el arte de la gastronomía

Publicado el 22/01/2016 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

Estes

Bodegones, retratos, mercados o el primer fast food protagonizan la sabrosa visita “La Gastronomía en el Thyssen”.

El Museo Thyssen-Bornemisza, dentro de su participación en el Gastrofestival Madrid 2016, presenta La Gastronomía en el Thyssen, una más que apetitosa visita guiada por la historia de la cultura gastronómica a través de diversas obras pictóricas de su Colección Permanente, con el fin de descubrir cómo han evolucionado las costumbres en torno a la mesa, el valor simbólico de los alimentos en un determinado contexto social e incluso, en algunos casos, su carga erótica porque, en definitiva, la gastronomía es una experiencia sensorial en la que intervienen todos nuestros sentidos.

Una enriquecedora propuesta en la que tendrás la oportunidad de saber que, por ejemplo, en el anónimo veneciano “La última cena” (1570), representada a modo de banquete, es la primera vez que aparecen sobre su solemne mantel platos y cubiertos para cada comensal, siguiendo unas nuevas normas de educación para estar en la mesa; o que Claudio de Lorena (1663), considerado como el “Rafael del paisaje” y autor de “La huida de Egipto” (1663), también era un magnífico panadero hasta el punto de ser el verdadero descubridor de lo que actualmente conocemos como hojaldre.

El recorrido también incluye a uno de los más fieles seguidores holandeses de Caravaggio, Hendrick ter Brugghen y su magnífica obra, de 1627, “Esaú vendiendo su primogenitura” por un simple tazón con lentejas, despreciando así las bondades no materiales que implicaban ser primogénito; “La cena de Emaús” (1633-1639) de Matthias Stom, escena recogida del Nuevo Testamento, con esa cautivadora luz que emana de una simple vela; o el provocador “Bodegón con gato y pescado” (1728) de Jean Baptist Simeon Chardin.

Con las papilas gustativas ávidas y alertas después de contemplar “La cocinera” de Gabriel Metsu, con su fuente de pescados o “Comiendo ostras” de Jacob Ochtervelt, llegamos  al arte moderno con la impactante obra futurista de Giacomo Balla “Manifestación patriótica” (1915), y a la emblemática pintura de Richard Estes “Nedick’s” (1970), con el primer fast food de la historia. Una historia en la que ya se estaban cambiando los hábitos culinarios de la sociedad neoyorquina como fruto de la incorporación de la mujer al mundo laboral y a la necesidad de “matar el hambre” hasta poder llegar a casa.

Como broche culinario a este artístico festín, la visita incluye la degustación de una tapa inspirada en algunas de estas obras: la mini tortilla de patata-confit con perdiz escabechada entre pan crujiente de frutas y cítricos.

Visitas programadas: Sábados 23 y 30 de enero y 6 de febrero.

Precio: 16,60€

Añade tu comentario