Efímero, imposible la indiferencia

Publicado el 21/03/2019 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

EFÍMERO RESTAURANTE

Magníficas propuestas sujetas al mercado, donde los jugos y caldos juegan un papel fundamental.

Con apenas cuatro meses de existencia, pese a que el nombre pueda inducir a equívocos, está claro que el nuevo restaurante Efímero del grupo RanTanPlan ha venido para quedarse. La sensibilidad manifiesta a la hora de tratar verduras, carnes o pescados y el máximo respeto por la materia prima constituyen su principal razón de ser.

Un concepto gastronómico, aparentemente sencillo, comandado por un trío de ases: Joaquín Serrano, jefe de cocina, quien a pesar de su juventud dispone de una vasta trayectoria profesional en fogones de la talla de El Celler de Can Roca, El Club Allard, Carlos Oyarbide, Álbora o Fismuler, y finalista a Cocinero Revelación en la última edición de Madrid Fusión; César Galán, director gastronómico y responsable de Operaciones del Grupo; y Gonzalo Menéndez, responsable de I+D. Todos ellos con vivencias compartidas en sus viajes a restaurantes dentro y fuera de nuestras fronteras, amantes de las mejores materias primas y de temporada, por lo que presentan una carta cambiante. De ahí el nombre del restaurante.

Carta cambiante, por lo que siempre se presenta escrita a mano, con riquísimas propuestas, impregnadas de las infinitas posibilidades que brinda la temporada, donde los caldos elaborados a fuego lento, con meticulosidad y paciencia juegan un papel esencial.

Como en sus soberbios guisantes lágrima de Guipúzcoa con consomé de pichón y aire de ibérico, el delicioso puerro braseado sobre una meunière trufada, las exquisitas alcachofas frescas confitadas, ofrecidas con una crema de las mismas, anguila ahumada y foie o la sublime torrija salada con caldo ahumado de cebolla.

El gran redoble de campanas llega al saborear el delicadísimo gamo a la bordalesa con cerezas glaseadas y setas shiitake encurtidas con un riquísimo puré de patata al estilo Robuchon, el gustosísimo pichón a la brasa con salsa perigord o el restelleante salmonete a la plancha con noisette de calabacín.

Para finalizar este cúmulo de emociones gustativas con una refrescante espuma de gin tonic con helado de yuzu, milhojas de manzana al Haba Tonka o unas fresitas silvestres con yogur y PX que te harán babear de emoción.

Precio medio: 50/60€

Añade tu comentario