Canseco y Mesteño, osada cocina de temporada

Publicado el 29/04/2016 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

CANSECO Jesus Almagro

El chef madrileño Jesús Almagro apuesta por el NH Collection Palacio de Tepa para su proyecto gastronómico en solitario.

“Mi cocina en su estado más expresivo, puro y libre, con el magnetismo de la evolución y el aprendizaje”. Con esta declaración de principios, incluso expuesta en una pared de su restaurante, acomete el chef madrileño Jesús Almagro su muy personal apuesta gastronómica Canseco y Mesteño en el buque insignia de la cadena NH Hotel Group, el NH Collection Palacio de Tepa, un precioso palacio del siglo XIX, en el madrileño Barrio de Las Letras.

Osada cocina de temporada bajo una técnica muy depurada, manifiesta en dos propuestas: Canseco Bar “en el que la tradición, el producto y la creatividad para gozar del buen comer” conforman su razón de ser; y Mesteño Gastronómico “para dar rienda suelta a toda mi imaginación, a partir de mi experiencia e inquietud por estar en constante evolución”.

En Canseco Bar, cuyo nombre rememora a Antonio Canseco, famoso relojero del siglo XIX que construyó uno de los primeros relojes sin pesas –de ahí que las ruedas dentadas de un reloj presentes en el local evoquen el trabajo de precisión y de cuidado por los detalles que Almagro quiere imprimir en su cocina–, encontrarás desde tapas clásicas como la ensaladilla rusa con quisquillas o unas melosas croquetas de jamón y ternera hasta bocados más creativos como la Mazorca de foie grass y maíz frito; Vieiras con naranja, limón e hinojo; Menestra de verduras ecológicas de antojo con jugo de jamón; Verdinas guisadas con bacalao y pasas o un Jarrete de cerdo lacado con boniato y cúrcuma.

En Mesteño Gastronómico, denominación que recuerda al caballo salvaje que dio origen a los mustang americanos, puedes optar entre dos menús degustación: Mesteño (Albarizas de la bahía, Vieira asada, Cuajada de Idiazábal con sardina, Arroz ahumado con mojama, Alcachofas sutiles, Bacalao confitado, Pato azulón asado y guisado, para finalizar con Chocolates con pan y aceite y Pipos de sabores), por un precio de 75€, sin vinos; o el Gran Mesteño, con platos tan deliciosos como el Jugo cremoso de cebollas con papada ibérica, cebolleta encurtida en remolacha licuada y scamorza; la Sémola carbonara con caracoles de mar, panceta y trufa o la pieza de Cordero asado, con higos, cuajada ahumada y salvia, con un precio de 120€, sin vinos.

Añade tu comentario