Café Restaurant Reñé, el modernismo se alimenta

Publicado el 15/03/2014 por CBD - Comentarios (0)

REÑE

Los fans del modernismo barcelonés cuentan con una nueva propuesta que además colma también el paladar y el estómago. La reconocida pastelería Reñé, en el barrio de l’Exaimple, ha cambiado sus dulces tesoros por una nueva apuesta gastronómica donde la cocina de mercado se convierte en la auténtica protagonista.

El nuevo Café-Bar Restaurante Reñé, una antigua fábrica de confitería y bombones que la familia Reñé inauguró con éxito en 1892 y años más tarde, transformó en una afamada pastelería, mantiene la decoración original de Enric Llardent, que combina un evocador interior con grandes vitrinas, ornamentos de yeso en los techos y madera de caoba procedente de Cuba, con los llamativos zócalos de mármol que realzan los escaparates de la fachada exterior, de inconfundible corte modernista, declarada patrimonio histórico de la ciudad.

Y tras este primer flash arquitectónico podemos deleitarnos con unos guisos tan espléndidos como los garbanzos salteados con espinacas y butifarra del perol, el pucherito de alubias de Santa Pau con chipirones, las albóndigas de ternera y sepia, o bien habitas con butifarra del perol, tripas de bacalao y trompetas. Para los que quieran algo más ligerito, no deben perderse su sepia sucia a la plancha con ajo y perejil, el morro de bacalao confitado con dulce de piquillos o el lomo fresco de atún sobre verduras y soja. Todo ello gracias al buen hacer del chef Moisés Ibarra.

En su histórica barra, también nos podemos alegrar las papilas gustativas con unas navajas en escabeche, corazones de alcachofa en aceite o, por ejemplo, unos blancos boquerones en vinagre merlot. ¿A que se te hace la boca agua?

Añade tu comentario