A mesa y mantel con Juan Pozuelo

Publicado el 4/04/2014 por Ángeles Cosano - Comentarios (0)

JUAN POZUELO

Es embajador del aceite de oliva español y artífice de una de las más espectaculares hamburguesas de Raza Nostra, conocida lógicamente como Juan Pozuelo. Su alma docente se puso de manifiesto tanto en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo como en el Hotel Escuela de Madrid, mientras que sus programas en Canal Cocina, Telemadrid o la Cadena Ser hacen patente su faceta de buen comunicador.

 

Un manjar a la hora del desayuno

Zumo de naranja recién exprimido y pan de miga alveolada, tostado bajo el grill y untado con aceite, tomate y una pizca de ajo triturado. Encima, lascas finísimas de jamón.

Tu aperitivo más auténtico

El vermut con unas buenas gildas.

Una tentación irresistible para el picoteo

Una deliciosa tortilla de patata y un buen embutido ibérico.

El sabor más sorprendente que has descubierto

Dejo que me sorprendan cada día nuevos sabores, algunos redescubiertos. Aceites, vinos, carnes. Resulta imposible no sorprenderse cada día.

Tres ingredientes que nunca faltan en tu cocina

Por supuesto, aceite de oliva virgen, especias y tomate.

Un maridaje perfecto

El que te pida la mente y el alma cada instante. Me gusta escuchar y tratar de dar respuesta a lo que ese instante me inspire. El último descubierto es un vermut de luna con aceituna gordal rellena de pasta de piparra y anchoa.

Un cóctel para seducir

Cualquiera elaborado con pasión, pero me siento más cómodo con sabores ligeramente amargos, algo secos. Me fascina un buen americano, un negroni o o un tradicional dry martini.

El mejor aceite que has probado en tu vida

Soy el Embajador del Aceite de oliva, el más firme defensor del producto, por tanto no tengo ninguna duda, los puros zumos de aceituna recién molturados.

Un vino para la pasión

Los espumosos son fantásticos para eso. Me quedo con un buen espumoso en copa de vino, frío.

Un menú divertido para un momento mágico

Me encantaría que ese momento me encontrara en un barco de pesca de tamaño medio. De pesca de bajura, y cocinar un caldero con los pescados que fuéramos capturando.

Tu mayor extravagancia culinaria

Intento evitar extravagancias, al menos materializarlas. Las pienso y casi pruebo que no van a resultar. No pude resistirme a probar el aparentemente “clásico” bocadillo de anchoas con leche condensada y una y no más.

Un dulce por el que pierdas el sentido

La tarta de queso tipo puding. Locamente enamorado de su sabor y su textura.

 

Añade tu comentario